Relatos: Aterrizar para volar

Aterrizar para Volar  - LEER 

Estos relatos son para ser trabajados en las áreas humanísticas con adolescentes. También para todos aquellos jóvenes y adultos que particularmente o en grupos deseen reflexionar sobre la propia vida, los valores y la realidad en general.

Intento con ellos acercarles pequeñas anécdotas hechas historia, para compartir las riquezas que poseen, por los protagonistas de las mismas, y con el fin de entrar a la vida por  “otros lados, otras gentes, otras miradas, otras puertas”. 

         La pequeña meta que me he propuesto con estas historias, las cuales son todas basadas en hechos reales, es simplemente darme/nos la posibilidad de mirar, escuchar, oler, degustar y aprender desde lugares, personas y realidades a los que por mucho tiempo negué, auto escondí o sencillamente no quise mirar y que una vez des-cubirtos fueron mi escuela, mi clase, mis maestros. En ellos, los humildes, los pobres, los adolescentes, los niños, los abuelos y abuelas, los trabajadores, los nadie, encontré la esperanza desafiante para seguir creciendo y aprendiendo desde lo más sencillo y hondo de la humanidad.

         Por eso elegí como título para este libro: “Aterrizar para Volar”, pues es cuando uno baja a la vida de los sencillos y se pone en contacto, en comunicación, en diálogo con ellos, cuando a la vez encuentra la energía, los saberes, las herramientas, el combustible, para largarse a volar. Pero además y más importante, encuentra en ellos el por qué es necesario que aprendamos a volar, que nos larguemos a volar. Y junto al por qué, encontraremos el para qué volar. El hacia dónde volar, el con quiénes volar, el desde dónde, y el cómo volar.  Para lo que necesitaremos una y otra vez, aterrizar para volver a nutrirnos, buscarnos, descargar lo que en vuelo nos ha crecido, se nos ha transformado. Pues cuando una aterriza se lleva cosas para el vuelo, pero en vuelo esas cosas se hacen más y mejor y en el nuevo aterrizaje no sólo buscaremos más, sino que dejaremos mucho de nuestro aprendizaje en vuelo. Es más. Diría que aterrizar y volar, sobre con y para otros, es nuestra condición de humanidad.

         Ojalá sirva lo que cuento y propongo, para descubrir y descubrirnos, como seres incompletos e inacabados, en construcción y aprendizaje permanente, en movimiento y cambio constante, único, distinto, ético, político, amoroso, valioso, espiritual, sensible y apasionado. Para trasformarnos, para re-vivirnos, re-liberarnos, re-crearnos, con todos los que son así, como nosotros, personas, sencillamente, hu/her-manos, dispuestos a “aterrizar para volar”

LEER ATERRIZAR PARA VOLAR